El sarro, a veces denominado cálculo o tártaro dental, es la placa bacteriana que se ha endurecido sobre los dientes debido al depósito de minerales sobre ella. El sarro ya formado  proporciona a la placa una superficie más extensa donde crecer y más pegajosa donde adherirse, lo cual deriva en afecciones más graves como caries y enfermedades de las encías como la gingivitis y la periodontitis.

El sarro no sólo amenaza la salud de sus dientes y encías, sino que también constituye un problema estético. Como es más poroso, absorbe las manchas con facilidad. Por lo tanto si usted toma café o té, o fuma, es de especial importancia que evite la formación de sarro.

¿Cómo sé si tengo sarro?
El  sarro es una formación de minerales fácilmente visible si se localiza por encima de la línea de las encías, se observa un color marrón o amarillento en los dientes o encías. El único modo cierto de detectar la presencia de sarro y de retirarlo es acudir a su dentista.

¿Qué puedo hacer para prevenir la formación de sarro?
Para reducir la formación de sarro y reducir la placa es importante cepillarse correctamente después de cada comida y utilizar el hilo dental junto con los cepillos interproximales  en el cepillado de la noche.

 

Llámanos al 946 061 798.O si lo prefieres te llamamos: