Hay dientes que no consiguen salir  a la encía y quedan atrapados dentro del paladar, suele pasar en caninos, también es típico que las muelas del juicio queden retenidas por falta de espacio.

Si un diente de leche no se recambia  hay que mirar, ya que puede ser porque el definitivo esté impactado en el hueso o que no esté formado, agenesia.

Tras una radiografía o scanner si se precisa, trataremos si la posición es favorable de llevarlo a la arcada con una tracción de ortodoncia.

Si  la valoración  no  aconseja la reposición, entonces pasamos al plan B debemos pensar en la colocación de un implante para reponer el diente ausente.

 

 

 

Llámanos al 946 061 798.O si lo prefieres te llamamos: