El sarro son depósitos duros de placa bacteriana fijada en las imperfecciones superficiales de los dientes que se han endurecido con el calcio que se encuentra en la saliva. Se deposita sobre todo detrás de los incisivos inferiores y en los molares superiores.

Para eliminarlo deberás acudir a tu dentista, ya que no se quita con un simple cepillado. Si quieres evitar su aparición tienes que cepillarte correctamente todas las caras de los dientes y utilizar hilo dental para remover la placa bacteriana de entre los espacios interdentales.

 

 

Llámanos al 946 061 798.O si lo prefieres te llamamos: